Gana terreno el Internet de las Cosas
05 Oct

Gana terreno el Internet de las Cosas


La infraestructura para sumar a Puerto Rico a los esfuerzos mundiales del Internet de las Cosas (IoT, en inglés) se robusteció con la llegada de la red inalámbrica de bajo ancho de banda de la empresa tecnológica Everynet, que permite digitalizar la infraestructura crítica de la Isla y mejorar su rendimiento.

La compañía provee una red de área amplia de baja potencia (LPWA, en inglés) diseñada para conectar objetos al internet con un bajo consumo y a un bajo costo. La red es utilizada para transmitir y recibir mensajes cortos que ayudan a crear procesos comerciales más efectivos y eficientes.

Estamos construyendo una red específicamente diseñada para robustecer el IoT en Puerto Rico y contribuir en el mejoramiento y la modernización de las infraestructuras del País. A través de pequeños sensores podemos conectar miles de dispositivos y procurar que su funcionamiento sea eficiente”, señaló Tom Nelson, director comercial de Everynet.

Nelson aseguró a EL VOCERO que la tecnología del IoT puede ser la clave para mejorar el funcionamiento y rendimiento del gobierno local y sus agencias, así como permitir la optimización de las labores de manufactura, agricultura, control ambiental, salud, entre muchas otras cosas.

El ejecutivo afirmó que la entrega de pequeños paquetes de datos en tiempo real puede representar un “enorme valor añadido” para las empresas y el gobierno porque les da visibilidad sobre el rendimiento. Los sensores en los dispositivos conectados envían mensajes pequeños de hasta un máximo de 12 bites a lo largo del día.

El conocimiento de la información proporcionada permite a las empresas tomar decisiones basadas en los datos y les permite optimizar eficazmente sus procesos internos. Esto les permite reducir costos operacionales y aumentar sus ganancias porque tendrían una operación más eficiente”, agregó el director comercial.

Nelson resaltó que la red permite la medición del agua, gas y electricidad, el monitoreo de las redes de distribución de estos servicios, la vigilancia remota de la infraestructura crítica del País y facilita el monitoreo de la cadena de frío para productos farmacéuticos, vacunas y pruebas de virus.

Los servicios de agua de todo el mundo están aprovechando la medición inteligente que proporciona esta tecnología para reducir sus costos y ahorrar el agua que se pierde por fugas. El ahorro de agua en algunos casos ha sido de más del 50%. Esta situación, por ejemplo, también se replica en Puerto Rico y se puede atajar con el IoT”, sentenció Nelson.

En cuanto a la pandemia, el ejecutivo aseguró que la tecnología que ofrecen puede ayudar a facilitar el rastreo de contacto. “Este es uno de los beneficios más importantes de esta tecnología. Si las empresas le dieran un sensor a cada empleado cuando no se guarda el distanciamiento adecuado con otro empleado, el dispositivo lo registrará. En caso de que alguno salga positivo, sabrán con cuáles tuvo contacto”, explicó.

Nelson puntualizó, además, que la red ya está lista para un ecosistema de integradores de sistemas, proveedores de servicios, desarrolladores y usuarios. Aunque no reveló a cuánto asciende la inversión, hizo hincapié en que han instalado una serie de antenas que les permiten cubrir al 95% de la población puertorriqueña.

Esto, además de dar la posibilidad de potenciar el desarrollo económico, también hace justicia social. La red facilita que Puerto Rico se convierta en un país inteligente, lo que beneficiaría a todos por igual”, puntualizó.

Lee el artículo completo aquí.